Comparar listados

Deducción por vivienda habitual RENTA 2019

Deducción por vivienda habitual RENTA 2019

Todavía podemos incluir  la deducción por vivienda habitual en 2019. Aunque no para todos los casos y dependiendo de algunos factores como vamos a ver. Os explicamos con todo detalle cuándo y cómo podéis deducir la vivienda habitual, compra o alquiler, en la Renta 2019 (IRPF 2018).

1.-Deducción vivienda habitual 2019

  • Se resida durante un plazo continuado de tres años desde su compra.
  • Habitabilidad de 12 meses antes de la fecha de adquisición o desde el fin de su construcción.
  • Una vez habitada, se haga con carácter permanente y durante al menos tres años, salvo causas justificadas.
  • Para el alquiler: Solo se pueden desgravar viviendas alquiladas con fecha anterior al 1 de Enero de 2016.

Podremos desgravar la vivienda además en los siguientes casos

  • Adquisición y rehabilitación de una nueva vivienda habitual si la compra es anterior al 1 de enero de 2013.
  • Construcción directa de la vivienda, siempre que no dure más de 4 años.
  • Obras de rehabilitación, determinadas por cada ayuntamiento
  • Dinero depositado en una cuenta ahorro vivienda
  • Adecuación de la vivienda por motivos de minusvalía

Si cumplimos estos requisitos, se podrá en la correspondiente declaración de la renta, deducir la vivienda habitual. Dicha deducción se aplica tanto al pago de la vivienda como a los intereses derivados de este pago. Por lo que la desgravación será efectiva mientras estemos pagando una hipoteca. 

2.-Deducción vivienda habitual 2019 aplicables para la Declaración

Vamos a ver qué sucede con las viviendas que se compraron entre 2011 y 2013, y posterior. Después de todo, en estos años fue cuando la ley se modificó.

2.1.-Viviendas compradas antes de 2011

Con la nueva ley de economía sostenible, el Gobierno introdujo modificaciones en la deducción por vivienda habitual. Evidentemente, con el objetivo de impulsar la compra de viviendas. Por este motivo, todas aquellas personas que compraron una vivienda hasta finales del 2010, pueden beneficiarse de la anterior deducción. Pero desaparece para aquellas personas que compraron vivienda a partir de enero del 2011.

Esta reforma contempla que la deducción por vivienda habitual sea en función de la renta de cada contribuyente. Entonces, desaparece para las rentas superiores a 24.107 euros y se mantiene íntegra para las rentas inferiores a 17.700 euros. Entonces, se dan varios supuestos:

– Aquellos que compraron su vivienda habitual antes de enero del 2011. Tendrán derecho a una deducción por un máximo del 15% sobre 9.015 euros. Pero en esa cantidad estarán incluidos los intereses y la amortización.

– Aquellos que adquirieron su vivienda habitual después de enero del 2011, variará según la base imponible de la declaración de la renta. Por tanto, pueden darse tres casos:

  • Si dicha base imponible es igual o inferior a 17.707,20€ anuales, la base máxima de deducción será 9.040€ anuales.
  • Cuando la base imponible se encuentra entre 17.707,20€ y 24.107,20€ anuales. La base máxima de la deducción será de 9.040€, menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20€ anuales.
  • Si la base imponible es superiores a 24.107,20€ anuales, no podrá aplicar la deducción por vivienda habitual.

2.2.-Viviendas compradas antes de 2013

En 2013, IRPF 2012, el gobierno, anuncio que eliminaba el límite de 24.000 euros para poder deducir la casa.
Por tanto, las personas con derecho a desgravar la compra de vivienda, lo hará en función del salario y sin límites.

Así quedarían los porcentajes a deducir:

Un 15% sobre las cantidades aportadas con un límite máximo de 9.040 euros. Por consiguiente, una deducción máxima de 1.356 euros. Además se tiene que incluir el capital amortizado, los intereses satisfechos y los gastos derivados de la financiación. Por ejemplo al seguro de vida ligado a la hipoteca que el banco suele hacernos contratar.

2.3.-Viviendas compradas después de enero 2013

En Enero de 2013, la Ley de Presupuestos Generales del Estado, elimina la posibilidad de desgravar o deducir la compra de vivienda habitual. Por tanto, en adquisiciones posteriores al 1 de enero de 2013. Los que compraron casa en ese año o después, ya no podrán disfrutar de esta ventaja fiscal.

Como resultado, muchos contribuyentes pierden el poder declarar una cifra de hasta 1.350 euros en ventajas fiscales cada año. Aunque dentro de la norma podemos encontrar una excepción. Así que, si la compra de la vivienda se cerró en 2012, podrá desgravarse. Aunque los papeles se firmaran en 2013.

Además, cada comunidad autónoma, modulara al alza o baja, el porcentaje de deducción vivienda habitual que aplicara a sus contribuyentes.

También, queda exenta de tributación, la cantidad invertida en la compra de nueva vivienda habitual.  Siempre que proceda de la venta de otra vivienda. Siempre y cuando no transcurran más de dos años entre la venta del primer inmueble y la compra del segundo.

3.-Deducción vivienda habitual 2019: segunda vivienda

¿Qué pasa si tenemos o hemos comprado una segunda vivienda? Si la hemos comprado para que se convierta en nuestra vivienda habitual, la deducción funciona de forma diferente. Así que, no podremos aplicar las deducciones, hasta que la inversión no supere las cantidades invertidas en la anterior vivienda. No podemos deducir la segunda vivienda que sea por ejemplo una casa de vacaciones.

Además, las casas o viviendas compradas después enero de 2013 no pueden acogerse a esta deducción. Como resultado de aplicar la norma general que hemos explicado.

4.-Deducción vivienda habitual 2019: alquiler

Por desgracia, en el caso de las viviendas de alquiler, los arrendados no pueden desgravar. Aunque sí puede hacerlo el arrendador, o quien nos alquila la casa.

Eso sí, también hay cambios con respecto a la normativa conocida hasta hace poco. Debido a que, tras la reforma fiscal, a partir de enero de 2015 solo podrá realizarse el 50% de desgravación. Independientemente de la edad del arrendatario.

Para los futuros nuevos inquilinos, la deducción por alquiler de vivienda ya no está equiparada con la de compra. Aunque, el arrendatario puede deducirse un 10,05% con un máximo de 9.040 euros para rentas hasta 17.707,20 euros anuales. Por desgracia, a partir de ese tope el porcentaje de deducción decrece. Así sigue para los contratos firmados y por firmar antes del uno de enero. Por el contrario, si su contrato se firmó después del 1 de enero de 2016, no se podrán desgravar.

 

img

Grupo RC

Artículos Relacionados

Programa de rehabilitación de viviendas en Sevilla

Cerca de 50 ayuntamientos sevillanos han suscrito los convenios necesarios para adherirse a la...

sigue leyendo
por Grupo RC

¿En qué consiste la norma sobre el alquiler NIIF 16?

Los sectores más afectados serán aquellos que tienen mayor número de activos en alquiler. La...

sigue leyendo
por Grupo RC

Se estanca la iniciativa de regular las viviendas turísticas en Sevilla

No es posible cambiar el PGOU para considerar las viviendas turísticas en Sevilla como hospedajes...

sigue leyendo
por Grupo RC

Únete a la discusión